leKIT Eminencia

En leKIT pocas cosas –sin contar toda clase de fiestas, claro– nos hacen más gracia que una eminencia. Ya sabéis, esos messieurs y mesdames sentados en sus despachos, muy serios, rodeados de papelotes en perfecto orden, firmando con sus plumas carísimas documentos de vital importance, mientras un reloj de pared hace tic-tac, tic-tac.

No dudamos que en estos tiempos que corren este maravilloso momento puede ser interrumpido por una cuña del spotify gratuit que el señor eminencia no quiere pagar, el tono de móvil hortera que le instaló su sobrina o un aviso del chat de le facebook al que el señor eminencia entra en su pc antediluviano cuajaico de virus.

Las cosas ya no son como a nosotros nos gustaban. Por eso cuando, nos encargaron un leKIT para un señor eminencia de verdad, de los que saben mucho y hacen cosas buenas e importantes, hicimos nuestra famosa danse du jolgorio, de la que ya os hablaremos más algún día.

¿Qué puede necesitar un señor eminencia en su despacho? Pues un leKIT que aúne trabajo y ocio, un piso de respectabilité:

leKIT Eminencia

leKIT Eminencia

 

Y otro piso de elegante relax:

leKIT Eminencia

leKIT Eminencia

 

Con esa parte de imposteur, que todo eminencia tiene:

leKIT Eminencia

leKIT Eminencia

 

Cuando hicimos el hueco en el libro, asistimos a una aparición. Qué susto:

leKIT Eminencia

 

Aunque este leKIT roza cotas de dificultad artesana versallesca puede reproducirse (sin aparición incluida), y su precio varía según las características del encargo. Consúltanoslo.

 

 

leKIT Corleone

Al principio LesKitiers no entendíamos muy bien el concepto de mafia. ¿Señores que trabajan robándole el dinero a otros señores que trabajan? Qué vulgarité. Pero luego vimos El Padrino y cambiamos nuestra visión del asunto. ¡La mafia sabe divertirse! ¿Cómo no nos iba a enamorar a nosotros una película que comienza con semejante fiestón? Y ese estilazo que gastan…

Por supuesto, nos pareció que una de las mejores películas de la historia del cine (¡si no la mejor para muchos!) tenía que tener su propio leKIT, así que aquí está, un leKIT que no podrás rechazar:

leKIT Corleone

leKIT Corleone

leKIT Corleone se presenta, como no podía ser de otra forma, en una caja de Genco Olive Oil y contiene:

  1. Una pistola como las que se encuentran detrás de las cisternas
  2. Un minilibro con la novela de Mario Puzo
  3. Una oferta que no podrás rechazar
  4. Un sustancioso sobre que deslizar en el bolsillo interior de la chaqueta
  5. Una comida: la única comida
  6. Un disco de los éxitos de Johnny Fontane. Si suena mucho a Frank Sinatra, es pura coincidencia…
  7. Una postal de la famiglia
  8. Un anillo que será besado tras una puerta cerrada

leKIT Corleone tiene un precio de 84€ más gastos de envío. Encárganoslo.

Desde que lesKitiers comenzamos a trabajar, hemos hecho dos descubrimientos terroríficos: el sudor y los lunes. Antes, para nosotros, un lundi era como otro día cualquiera: ¡un día de fiesta! Pero ahora hemos descubierto que no tiene mucha gracia. Por eso, por nuestro espíritu bondadoso y porque somos expertos en regalos, todos los lunes en nuestra página de facebook os daremos los buenos días con un gif animado muy nosotros, muy leKIT, como por ejemplo este de nuestra amiga Brigitte Helm:

 

Últimamente lesKitiers no podemos ya ni salir a la calle sin que algún passant nos interpele con impaciencia sobre cuando sacaremos un leKIT específico para padres, como el que tenemos para madres (¿Recordáis leKIT Madre Mía? Porque Mayo está au coin de la rue) Y según se acercaba la fecha del 19 de Marzo esta presión social fue en aumento hasta alcanzar cotas insoportables.

Hoy rompemos nuestro silencio y declaramos oficialmente: que ouiiiiiiiii, que sacaremos un leKIT para padres, pero sólo cuando hayamos dado con la idea perfecta.

Puede que sea porque nuestro contacto con las viles prácticas mercantiles ha sido escaso, o por nuestra natural tendencia a pasarnos todo por el doublure, pero a lesKitiers nos cuesta bastante ajustarnos al calendario festivo-comercial y mientras todo el mundo preparaba regalos para los padres, nosotros nos hemos centrado más en los padrinos.

Próximamente:

padrino

leKIT Knight in shining armor

LesKitiers tenemos muy claro que cada leKIT que hacemos debe contar algo. No se trata de agrupar una serie de objetos con un tema afín y ponerles un ruban aquí y una telita allá (aunque esta parte se nos dé excepcionalmente bien, todo hay que decirlo), sino de que estos objetos transmitan un mensaje a quien lo recibe. Cada vez que alguien regala uno de nuestros leKIT le está diciendo a otra persona: “así te veo yo, esto eres para mí”.

Por eso cuando recibimos la solicitud de cierta misteriosa milady que mantendremos en el anonimato, aunque estábamos como siempre ocupadísimos, no pudimos resistirnos a realizar su encargo, porque el mensaje que quería transmitir con su leKIT nos encantó. Se proponía decirle a su marido, en su primer anniversaire, que para ella, él es su caballero andante, su “Knight in shining armor”. Y eso fue lo que hicimos.

leKIT Knight in shining armor se puede reproducir, pero no de manera idéntica, claro, porque algunas de las piezas las tuvimos que buscar en anticuarios, aunque he de decir que antes de pasar por las manos de nuestra kiteuse miracolosa nadie hubiera dado un chelín porque quedara tan espectacular. Por no hablar del blasón artúrico ¡que está hecho a mano!

Los jugadores de rol entenderán muy las etiquetas que lleva cada objeto y los no jugadores se tendrán que conformar con mirarlas dubitativamente. Bonitas son en cualquier caso, eso no lo vayáis a negar.

leKIT Knight in shining armor