leKIT para despachos respetables

leKIT Eminencia

En leKIT pocas cosas –sin contar toda clase de fiestas, claro– nos hacen más gracia que una eminencia. Ya sabéis, esos messieurs y mesdames sentados en sus despachos, muy serios, rodeados de papelotes en perfecto orden, firmando con sus plumas carísimas documentos de vital importance, mientras un reloj de pared hace tic-tac, tic-tac.

No dudamos que en estos tiempos que corren este maravilloso momento puede ser interrumpido por una cuña del spotify gratuit que el señor eminencia no quiere pagar, el tono de móvil hortera que le instaló su sobrina o un aviso del chat de le facebook al que el señor eminencia entra en su pc antediluviano cuajaico de virus.

Las cosas ya no son como a nosotros nos gustaban. Por eso cuando, nos encargaron un leKIT para un señor eminencia de verdad, de los que saben mucho y hacen cosas buenas e importantes, hicimos nuestra famosa danse du jolgorio, de la que ya os hablaremos más algún día.

¿Qué puede necesitar un señor eminencia en su despacho? Pues un leKIT que aúne trabajo y ocio, un piso de respectabilité:

leKIT Eminencia

leKIT Eminencia

 

Y otro piso de elegante relax:

leKIT Eminencia

leKIT Eminencia

 

Con esa parte de imposteur, que todo eminencia tiene:

leKIT Eminencia

leKIT Eminencia

 

Cuando hicimos el hueco en el libro, asistimos a una aparición. Qué susto:

leKIT Eminencia

 

Aunque este leKIT roza cotas de dificultad artesana versallesca puede reproducirse (sin aparición incluida), y su precio varía según las características del encargo. Consúltanoslo.

 

 

Leave a Comment