Basta, ¡basta de regalos impersonales y absurdos! Basta de comprar cualquier cosa para salir del paso. No podíamos permitirlo más y decidimos tomar cartas en el asunto. Cuando haces un regalo a alguien, estás demostrando a esa persona lo que ves en ella. ¿Un perfume? ¿Un peluche? Mon dieu… ¡no! Si quieres halagar de verdad a alguien y hacer que se sienta especial, lo mejor será que le regales un leKIT.