Mientras lesKitiers trabajamos como locos en la creación de nuevos leKIT que presentaremos la semana que viene (esto de trabajar es una experiencia nueva para nuestras aristocráticas personas y nos encontramos algo desbordados), queríamos contarte la historia del leKIT Bon Vivant - edición tarde, que como ya dijimos es uno de nuestros preferidos. ¡Ah, qué recuerdos nos trae! ¡Qué buena vida nos pegábamos antes de esta aventurilla burguesa!

En fin, como el leKIT Bon Vivant – edición tarde es digna muestra de nuestro espíritu, fue el escogido para convertirse en el regalo de cumpleaños de la que consideramos nuestra madrina: la actriz Carmen Ruiz.

Aquí puedes verla recibiendo su leKIT Bon Vivant – edición tarde en el trabajo y posando con él (esperemos que no lo estrenara mientras estaba de servicio). Y aprovechamos para decirle que vaya pelazo.

La Bon Vivant Carmen Ruiz

boda-kit

¿Recuerdas nuestro leKIT “Y comieron perdices”? Es imposible que no lo recuerdes porque sólo está dos posts más abajo.

Hoy queremos contarte quiénes fueron sus primeros destinatarios. Probablemente a ella la conozcas porque se trata de Irene, la dueña de Cabeza de Calabaza, un fantástico atelier de sombreros a medida. Y uno no es nadie si no tiene su propia tienda de sombreros de confianza

El caso es que Irene es una persona muy querida por lesKitiers, especialmente por dos que asistieron a su boda y que en colaboración con otros dos amigos, le regalaron el leKIT “Y comieron perdices”, el primero de su especie:

Como tus globos oculares te permitirán combrobar, el leKIT de Irene y Tobal llevaba un precioso paño con sus siluetas bordadas. Todo lujo era poco para esta familia fantastique: