leKIT Botiquín

¿Cómo lleváis estos días de fiesta, mes amis? ¿Habéis batido ya vuestras propias marcas de voracité? Aquí lesKitiers seguimos haciendo cosas fantásticas y queríamos comentarlo, ¿porque qué sentido tiene una buena acción si no se anuncia a los cuatro vientos?

Nos encargaron unos regalitos de parte del departamento de vestuario de una serie de la tele y se nos ocurrió hacer un leKIT botiquín para el nuevo año, por regalar una cosa práctica, más que nada.

leKIT Botiquín

Nuestro keKIT botiquín consta de estos elementos:

leKIT botiquín

En fin. Todo lo que uno necesita para afrontar cualquier tragédie. Esperamos que si os gusta, nos lo digáis. Porque ¿qué sentido tiene hacer cosas fantásticas si nadie te lo recuerda?

leKIT in the rye

Una de las cosas que más nos gusta a lesKitiers es acudir a nuestro club privado, ocupar nuestro sillón oregere preferido y leer un buen libro mientras disfrutamos de una copita de jerez. Como grandes amantes de la literatura (sin ir más lejos, uno de nosotros tuvo un affaire con cierto escritor de renombre) queríamos incluir en nuestro catálogo una serie de leKIT literarios porque regalar un libro está muy bien, pero hay libros que marcan tanto que a veces querrías re-regalar ese libro una y otra vez a la misma persona y eso no puede ser.

Para inaugurar esta colección hemos elegido la obra “El guardián entre el centeno” aprovechando que Salinger ya ha pasado a mejor vida y no nos puede montar un havane que sabemos que era muy suyo con sus cosas.

leKIT in the rye

leKIT in the rye se presenta en una maletita por la que morir de amour y consta de:

  1. Gorra roja de caza que poder exhibir como actitud frente al mundo
  2. Figurita de pato salvaje para preguntarnos de vez en cuando dónde estarán esos patos de Central Park cuando el lago se hiela
  3. Disco de “Little Shirley Beans” que sin duda se nos caerá y se romperá en mil pedazos antes de que podamos regalárselo a ninguna niña
  4. Juego de damas para colocar todas las reinas en la última fila y acordarnos de Jane
  5. Edición del libro en inglés con la portada original
  6. Guante de beisbol para escribir poemas en tinta verde
  7. Mapa de Central Park para aliviar un poco esa sensación de sentirse completamente perdido

-Este es un leKIT de exhibición (la gorra y la maleta están hechas a mano), pero si estás interesado en comprarlo o quieres que hagamos otro leKIT literario exclusivo para ti, habla con nosotros.

pato

Os habéis acercado un poco en los comentarios de Facebook, pero este leKIT sigue siendo un misterio (pour vous, nosotros a estas alturas lo tenemos ya muy visto…). El jueves os lo presentaremos formalmente, pero de momento aquí una pista más. ¿Dónde irán todos los patos ahora que los lagos están helados?

leKITteaser

Dijimos que presentaríamos nuevos leKIT esta semana y ¿qué ha ocurrido? Pues que hemos arrojado miserables promesas vacías porque no nos ha dado tiempo. Lo cual es motivo de infinita alegría porque significa que estamos demasiado ocupados haciendo llegar pedidos a personas que esta Navidad al fin podrán disfrutar de un regalo en condiciones. Lo cual significa que seguimos siendo merveilleux. Menos mal.

Sin embargo, para probar que al menos estáis expectantes, queríamos enseñaros un avance de nuestro próximo leKIT, a ver si adivináis de qué va. Estamos deseando presentarlo en sociedad.

 

Mientras lesKitiers trabajamos como locos en la creación de nuevos leKIT que presentaremos la semana que viene (esto de trabajar es una experiencia nueva para nuestras aristocráticas personas y nos encontramos algo desbordados), queríamos contarte la historia del leKIT Bon Vivant - edición tarde, que como ya dijimos es uno de nuestros preferidos. ¡Ah, qué recuerdos nos trae! ¡Qué buena vida nos pegábamos antes de esta aventurilla burguesa!

En fin, como el leKIT Bon Vivant – edición tarde es digna muestra de nuestro espíritu, fue el escogido para convertirse en el regalo de cumpleaños de la que consideramos nuestra madrina: la actriz Carmen Ruiz.

Aquí puedes verla recibiendo su leKIT Bon Vivant – edición tarde en el trabajo y posando con él (esperemos que no lo estrenara mientras estaba de servicio). Y aprovechamos para decirle que vaya pelazo.

La Bon Vivant Carmen Ruiz